GEORGE HARRISON “MY SWEET LORD” PLAGIO O COINCIDENCIA

George Harrison plagió a otro artista con la canción “My Sweet Lord?

En algún momento la tarareamos y jamás nos imaginamos que éste tema, le trajo tiempo atrás una demanda al ex Beatle, la cual le dio un toque de opacidad a esta canción.

Vamos con calma y contando lo que ocurría en esa época

El mundo musical convulsiono en abril de 1970, ante la noticia de que los Beatles se separaban. Esto, se dio a conocer mediante un monólogo que contenía el álbum como solista de Paul McCartney, que decía:

«No sé si la ruptura es temporal o definitiva».

Lo que pasó a continuación de esta separación, fue que, en ese año (1970), los cuatro músicos lanzaron obras solistas: John Lennon publicó John Lennon/Plastic Ono Band en diciembre, Ringo Starr sacó a la luz Beaucoups of Blues en septiembre y George Harrison lanzó All things must pass, el tercero de su discografía.

Harrison ascendió rápidamente a las altas posiciones de los ránkings en Reino Unido y Norteamérica. Mientras en su país fue el álbum más vendido, en Estados Unidos estuvo siete semanas seguidas liderando el Billboard Top 200.

My sweet lord, um, my lord, um my lord
I really want to see you
Really want to be with you
Really want to see you lord
But it takes so long my lord

La primera versión del sencillo fue publicada en septiembre de 1970, en el disco Encouraging Words de Billy Preston, amigo del beatle en Apple Records. Juntos trabajaron en esta canción de gospel moderno basada en «Oh happy day» de Edwin Hawkins Singers que Harrison quería concretar.

Tras escuchar el resultado final de «My sweet Lord» al estilo de Billy Preston, el británico decidió grabar su propia versión, más cercana al pop. Fue esa la que llegó a los primeros lugares y sonaba en diversas radios con el nombre de Harrison diferenciándose del cuarteto de Liverpool.

ANTECEDENTES

Era diciembre de 1969, George Harrison ya alejado de The Beatles, realizaba algunas presentaciones con el grupo Delaney y Bonnie, en la ciudad de Copenhagen, Dinamarca. Luego de una conferencia, el ex beatle empezó a tocar algunos acordes con las palabras “Hallelujah” y “Hare Krishna”. Así nacía “My Sweet Lord”

En la voz de Harrison, la canción alcanzó gran éxito, pero también fue acusada de plagio por el editor de la banda Chiffons. Este afirmaba que el músico había copiado la canción de Ronnie Mack, “He’s so fine”. La demanda fue aceptada y la sentencia, dictada en una corte de Nueva York, indicó que George ‘deliberadamente o inconscientemente plagió la canción’. 

En su momento Harrison, comentó que su inspiración fue la versión de ‘Oh Happy Day’ hecha por Edwin Hawkins Singers. “Nunca estuve consciente de la similitud entre “My Swet Lord” y “He’s so Fine” cuando la escribí. Pero cuando la estrené, algunos me lo comentaron y me dije ‘¿Cómo no me pude dar cuenta?’. Hubiera sido más sencillo cambiar una nota y no afectar la canción», dijo el músico.

Pese a las acusaciones, el hit de Harrison logró ubicarlo en la primera posición, siendo el primer beatle en conseguir este puesto en su carrera como solista. Tras su muerte en el 2001, el tema volvió a ser número 1 y las ventas se entregaron a la fundación Material World Charitable, para ayudar a niños de escasos recursos.

Pero lo dulce se convirtió en agrio y lo que le tocó ver a George, fue una notificación de que estaba demandado

LA DEMANDA

Ronnie Mack, músico autor de «He’s so fine», famosa canción del grupo femenino The Chiffons, aseguró que la melodía era la misma.

El cantautor fue a juicio en 1976 y, si bien se defendió dando el nombre de la canción que lo inspiró desde un principio («Oh Happy Day»), fue considerado culpable por el juez, quien dictaminó que George Harrison cometió «plagio inconsciente».

Tras pagar cinco millones de dólares, el de Liverpool recuperó la propiedad de este tema considerado muy similar a «He’s so fine» de 1962.

EL JUICIO

El 10 de febrero de 1971, Bright Tunes Music Corporation presentó una demanda alegando que el entonces actual éxito de George Harrison, «My Sweet Lord», era un plagio de » It ‘s So Fine». El caso no fue a juicio hasta febrero de 1976, cuando el juez falló en la parte de responsabilidad de la demanda a favor de Bright Tunes, determinando que Harrison había cometido plagio «subconsciente». La demanda para determinar los daños estaba programada para noviembre de 1976, pero se retrasó hasta febrero de 1981, momento en el que Allen Klein, El antiguo gerente de Harrison, que había sido su asesor legal en la primera fase de la demanda, se había convertido en el demandante en virtud de la compra de Bright Tunes. La decisión final fue que el propio Harrison compraría Bright Tunes de Klein por $ 587,000, la cantidad que Klein había pagado por la corporación, y aunque el litigio continuó durante al menos diez años más, esa decisión fue confirmada. En 1975, los Chiffons grabarían una versión de «My Sweet Lord», intentando capitalizar la publicidad generada por la demanda. » This Song » de Harrison fue escrita en reacción a la demanda por plagio.

SOBRE THE CHIFFONS Y «IT’S SO FINE»

«It’s So Fine» es una canción escrita por Ronnie Mack. Fue grabado por The Chiffons, que encabezó el Billboard Hot 100 durante cuatro semanas en la primavera de 1963. Uno de los Golden Oldies más reconocibles al instante con su voz de fondo doo-lang doo-lang doo-lang , «It’s So Fine

Ronald Mack, un conocido de los miembros de Chiffons que se estableció como su manager después de escucharlos armonizar en el comedor de su escuela secundaria. Mack despertó el interés de Bright Tunes Corporation, una compañía de producción dirigida por los Tokens , que produjo a los Chiffons cantando «It’s So Fine», y otras dos composiciones de Mack en Capitol Recording Studios.

Este es el tema de The Chiffons, se te hace familiar?

Al inicio de esta publicación, podrán escuchar el tema de George Harrison “My Sweet Lord, a continuación, les dejo el tema que el propio George, dijo que lo inspiro para crear su tema. Hablamos de «Oh Happy Day» de The Edwin Hawkins

Al final, lo que me ocurrió, es que terminé escuchando las tres canciones y acabe cantando, aplaudiendo y disfrutando de tres temas similares y de los cuales, las leyes y la historia se encargan de juzgar.

Este segmento, está creado para esclarecer o al menos tener una idea, del porque, en ocasiones una canción, que has escuchado durante toda tu vida, te suena a que ya la habías escuchado. El detalle, es que, algunas veces, es coincidencia y en otras, simplemente es un plagio.

Recuerda que nos puedes acompañar, al recorrido que hacemos por la historia del Rock de todos los tiempos, en el programa “Play Rock” con Ricardo Espinel de Escenario Rock. Por la señal de la 95.3 fm dentro de Guayaquil y online para todo el planeta, por la web www.playfm.ec